Sin duda, los recursos humanos pueden ser la mejor ventaja de cada empresa. Entre otros factores que sin duda tienen un papel importante en el desarrollo de una empresa (el conocimiento, los inversores, la investigación de mercado…), la clave es la gente que cada día dedica todo su esfuerzo y talento a su trabajo. Puedes tener las mejores herramientas y tecnología punta, pero sin un equipo de los mejores trabajadores será difícil utilizarlos al máximo. La gente que es consciente de lo importante que es el capital humano, suele decir que es imprescindible tener un departamento de recursos humanos que se encargará de tales operaciones como el reclutamiento, la gestión de nóminas, los beneficios para los empleados, la formación, motivación, supervisión y evaluación del personal y todas las demás tareas relacionadas con la administración de la plantilla.

 

¿Sin embargo, es posible otro acercamiento? ¿A lo mejor tener un departamento de RRHH no es esencial, incluso en unas empresas más grandes? Después de pensar bien el tema hemos encontrado varias razones que explican por qué empresas sin RRHH de hecho pueden gestionar sus recursos humanos mejor. Te presentamos cinco de ellos.

 


Conoce SALESmanago – una de las empresas de mayor crecimiento de Europa según el ránking de Financial Times


 

1. ¿Por qué no deberías delegar la responsabilidad de la calidad de tu equipo a “las señoras de RRHH”?

 

Normalmente las empresas sin RRHH conocen a sus empleados mejor porque no delegan el proceso de contratación. Las entrevistas con los candidatos es un tiempo valuable que los reclutadores a veces desperdician haciendo preguntas demasiado genéricas, como “¿Dónde te gustaría llegar en 5 años?”. Ellos normalmente tienen una lista de temas de las que hablan durante cada entrevista, en vez de empezar una conversación verdadera con un empleado potencial para descubrir su personalidad, ambiciones y valores. Ahora imagínate que personas sin experiencia en RRHH conducen la entrevista. Ellos no van a tener estos clichés en la mente. Van a hacer preguntas honestas y directas que van a crear un ambiente mucho más de confianza, lo que permitirá una auténtica conversación. Permite que los directores, gerentes y jefes de equipo entrevisten a los compañeros de trabajo potenciales y verás que encontrarán a verdaderos diamantes para tu empresa.

 

2. Preguntar sobre libros recientes que el candidato ha leído recientemente te brindará más información que las típicas preguntas de entrevistas

 

Cuando te pones a pensar en eso, te das cuenta que no tiene sentido delegar el reclutamiento a un reclutador anónimo que no sabe mucho sobre la manera de trabajar en un equipo específico y hace preguntas genéricas. Los futuros trabajadores pueden preparar respuestas a las preguntas típicas. Las empresas sin RRHH pueden conocer mejor a sus empleados, porque diseñan el proceso de reclutamiento ellos mismos. ¿Quién sabe mejor que perfil de candidato es necesario para una posición que un supervisor directo?  Él podrá hacer sus propias preguntas y emplear sus estrategias de selección, que le permitirán conocer mejor las hablididades del candidato. Estará también consciente de que si hace un error y emplea a una persona inadecuada, habrá consecuencias para el rendimiento del equipo. 

 


¡Síguenos en Facebook para recibir más consejos!


 

3. Una conversación de 15 minutos es mejor que un proceso de selección de 2 meses. El amor desde primera vista o nada

 

Los departamentos de RRHH prestan demasiada atención a los requisitos oficiales en vez de fijarse también en otros factores, como la química entre el empleado y el empleador. Se olvidan de lo importante que es la intuición, y que el candidato puede tener un gran potencial a pesar de no cumplir algunos requisitos. Digamos que eres un recién graduado sin una experiencia laboral relevante, pero estás muy motivado y aprendes rápido. Malas noticias: muchas empresas “serias” ni siquiera mirarán tu currículum. Dirán que requieren por lo menos un año de experiencia en una posición similar o darán otras explicaciones por qué no emplean a graduados sin experiencia. Pero… ¿Por qué? Los candidatos sin una experiencia extensa también pueden ser unos empleados valuables. Cree en sus capacidades. A lo mejor empiecen a trabajar en un puesto de nivel inicial, pero observalos. Si demuestran un talento especial o una habilidad específica, ¡no dudes en promocionarlos! Si en tu empresa hay un especialista en atención al cliente apasionado de diseño gráfico que pasa las noches trabajando en sus propios diseños, asciéndele a un nuevo puesto que desbloqueará su potencial. Seguramente, será extremadamente agradecido y dispuesto a demostrar sus capacidades.

 

4. Evaluación de empleados en tiempo real a través del control de negocio es mucho mejor que evaluación anual por parte de RRHH

 

Empresas sin RRHH tienden a abandonar la evaluación periódica estricta y dan más importancia a evaluar el rendimiento de los trabajadores en tiempo real. Este acercamiento permite detectar cualquier cambio en la eficiencia de los empleados tan pronto como ocurra, y asimismo reaccionar rápidamente. De esta manera puedes ayudar y aconsejar a tus trabajadores cuando están pasando por algunos problemas. Los puntos débiles del capital humano son también las debilidades de la empresa, entonces no arriesgues dejando la evaluación en manos de departamento de RRHH y controla los KPIs en tiempo real. Cada vez más empresas del ránking Fortune 500, como Accenture, abandona las tradicionales sistemas de puntuación, después de que en investigaciones se descubrió que hasta 95% de gerentes no están satisfechos con las revisiones de desempeño en sus organizaciones.

 

5. Personas adecuadamente seleccionadas no necesitan RRHH para llevarse bien. Les gusta pasar tiempo juntos

 

Doctor Maynard Brusman, un psicólogo consultor que se especializa en temas laborales, subraya la importancia de la socialización en la oficina: “El lugar de trabajo moderno empezó a ser un centro de comunidad, o una ‘casa fuera de la casa’, donde se cumplen muchas de las necesidades sociales de la gente (fuente)”. Esta declaración ha sido confirmada por una investigación de Google, llamada Project Aristotle. La investigación ha sido llevada a cabo entre los empleados del gigante de Silicon Valley y descubrió que los equipos más efectivos tienen unas características en común: empatía, confianza interpersonal, seguridad psicológica y compasión entre los miembros. ¿Cómo alcanzar este ambiente en tu empresa? Simplemente elige tu equipo sabiamente. Si en tu oficina habrá personas con actitud parecida, seguro que les encantará pasar el tiempo juntos en y después del trabajo, y el equipo será mucho más productivo.